miércoles, 3 de agosto de 2011

Déjalo ser


Dame las vueltas justas para no marearme.
Yo te daré  mi luz para alumbrar tus noches.
Dame tu canto cada vez que quiera escuchar tu voz.
Yo dejaré de lado los prejuicios que nos rodean. Pero me mantendré alerta.
Dame lo que tú quieras  sin olvidarte la razón.
Dame tu humildad para aplacar mi soberbia.
Dame tu sentido del humor para calmar mi mal genio.
Dame tu mirada para perderme en ella.
Dame los besos que guardaste el lunes. Y no te olvides los del martes.
Dejaré de suspirar por lo que no fue. Y respiraré por lo que somos.





3 comentarios:

Julieta. dijo...

Me encanta!!!!

Mariposa dijo...

Que lindo y tierno mariana! Ojalá te de todo eso y algo mas para que te sorprenda! Besos!

Susana Inés Nicolini dijo...

Llego desde el comentario en otro blog. Me encantó ésto que escribiste aquí!!! Sencillo, directo, entrañable. ¡Estupendo!
Un abrazo ;)



PD: te invito a conocer mis sitios, cuando quieras.