lunes, 5 de septiembre de 2011

Aventura.


Yo te dije que no y sin embargo te extraño. Yo puse un punto final y sin embargo te sigo pensando. Le pregunto a mi corazón si no está arrepentido. Me contesta que no. Pero me es inevitable acordarme de tu risa y las arruguitas que se forman alrededor de tus ojos. Entre tantos otros recuerdos.

Aunque el tiempo que estuvimos juntos fue corto, lo importante, es que fue intenso. Y eso es lo que más extraño la intensidad de tus besos, la ternura de tus manos, el calor de tus labios. Que apoyes tu cabeza sobre mi hombro y yo mi mano en tu pecho mientras siento el galope de tu corazón ahí adentro.

Tu corazón ya estaba lastimado desde antes, espero no haberlo rajado un poco más. Espero, que los instantes que estuvimos hayan servido para coser aunque sea, algunas de tus heridas.

Vos te encaprichabas conmigo mientras yo dudaba. Y al día de hoy te puedo decir que sos mi mayor capricho.

4 comentarios:

Noe dijo...

me encantó la oración final

Mariposa dijo...

Es bueno que a pesar de todo, no haya arrepentimientos... y si el corazon esta medio lastimado, lo importante es que no haya roto, y perdido la capacidad de sentir... Besos mariana!

Josefína dijo...

la cabeza dice una cosa... y el corazón contradice !

ahymed dijo...

waoo q bonita entrada .. te sigoo :)te invito a pasar x el mio ;)